El Molinón se aleja de los 20.000

El estadio del Sporting de Gijón ha sufrido los últimos horarios marcados por LaLiga. A pesar de ello, en la última jornada fue el campo con más espectadores

Imagen
El Molinon
Grada este de El Molinón con el nombre fijado en la visera superior
Mar, 22/11/2022 - 21:25

El partido del sábado en El Molinón supuso un regreso para la afición del Sporting de Gijón. Desde el partido ante el Racing de Santander, disputado el 11 de septiembre, los rojiblancos no sabían lo que era jugar ante su público en fin de semana. Desde entonces, dos viernes, un lunes y un jueves han golpeado a la afluencia del estadio. En los tres primeros partidos, disputados entre sábado y domingo, la afluencia no bajó de los 19.000 espectadores. Incluso superó los 20.000 en el partido ante el Burgos. Pero los horarios han causado su efecto. 

Los dos partidos de viernes ante Ibiza (17.129) y Villarreal B (17.124), el partido de lunes ante el Eibar (14.409) y el duelo de jueves ante el Albacete (14.940) han provocado las afluencias más bajas de la temporada. Ni el hecho de volver a jugar de sábado ante el Leganés (16.467) permitió al Sporting recuperar sus cifras anteriores. Sin embargo, la entrada de El Molinón el pasado sábado fue la mejor de la jornada 16 en Segunda división, superando a estadios como La Romareda, El Sardinero o El Ciutat de Valencia. 

Los últimos partidos del año en El Molinón llegarán en un horario aparentemente normal. El Sporting recibirá a Las Palmas el sábado 3 de diciembre (18.30 horas) y al Cartagena el domingo 11 de diciembre (16.15 horas). Dos partidos para reflotar la afluencia del estadio gijonés y acercarse al inicio de temporada, donde el campo del Sporting presentó las mejores entradas de la categoría. 

Tras 16 jornadas disputadas, el Sporting es el tercer equipo de la categoría que más espectadores ha acogido en su estadio. 139.282 es el total de personas que han acudido a El Molinón en 8 partidos. Una media de 17.410 espectadores por partido que tan solo superan La Romareda y el Estadio Gran Canaria. El reto de la Mareona está claro. Devolver a El Molinón al lugar en el que inició el año. El equipo lo necesita.